Para tod@s aquell@s que alguna vez hayan dicho esta misma frase

lunes, 4 de noviembre de 2013

Brochas vs. esponjas

Buenas chic@s!!

Y un lunes más que ya hemos pasado!! Ultimamente los lunes no se me están haciendo tan duros, sera porque al final estoy tan liada todos los días que lo mismo me da cualquier día de la semana.

Hoy he aprovechado toda la mañana que ha salido tremendamente lluviosa (tengo que sacar la gabardina de la funda ya!) para hacer cosillas que siempre digo que haré los domingos y que al final nunca hago porque los dedico a descansar, y ha sido limpiar las brochas pero a conciencia.

Tengo un montón de brochas, tanto para colorete como para sombras, para labios y para maquillaje. Esta última es la que más me ha costado limpiar, ya que ha acumulado mucho producto y me ha sido difícil dejarla en buen estado. Pero después de  mucho pelear con ella y el jabón, lo he conseguido y la he dejado reluciente!

Y de mientras que la estaba limpiando, me he quedado pensando en que de  mientras que se seque tendré que usar otra cosa para poder extenderme el maquillaje, y he recordado que tengo alguna esponja aún sin usar y esta tarde me he maquillado con ella. De esta manera, he podido apreciar las diferencias que existen entre extenderse la base de maquillaje con una esponja o con una brocha. Empecemos!

Para comenzar, vamos con la brocha. La que yo tengo es una brocha mofeta para base de maquillaje, con punta redonda para llegar bien a cualquier rincón del rostro. Empece a usarla hara unos dos años, cuando me comentaron que era una maravilla poder extenderse la base con una brocha, que se usaba menos producto y que quedaba muy uniforme todo el color. La adquirí en Perfumerias If, y creo que me costo alrededor de 16€, ya que por la parte de abajo viene con una brocha biselada para el colorete.

fuente: perfumeriasif.com

Mi opinión: Si que es verdad que utilizas menos productos, ya que lo extiendes de maravilla y de forma uniforme, asi que ayuda a que ahorres en producto, y se puede evitar facilmente el efecto "careta". Es una forma sencilla de que la gente que no este acostumbrada a usar base de maquillaje la pueda llevar perfecta de forma fácil. Yo consigo extender toda la base de forma rápida y con un buen resultado, para que me aguante durante todo el día.
 Sin embargo, tienes que calcular muy bien la cantidad que utilizas de base, ya que aunque uses menos producto, la brocha lo coge todo, y por lo tanto te puede quedar una zona de la cara con más base que otra. Además, y esto ya es una cosa personal, cada vez que uso la brocha en la zona de la nariz parece como si me estuviera pelando!! No se porque se produce este efecto, pero da igual las veces que cambie de crema o me exfolie, en cuanto empieza a hacer un poco de frio y uso la brocha zas! aparecen esas pielecitas que me parecen muy antiesteticas. El problema tiene fácil solución la verdad, simplemente me extiendo el maquillaje con los dedos por esa zona y problema resuelto, pero para mi es un punto en contra.


Y como la segunda opción de este post tenemos a la esponja. Las hay con muchisimas formas y tamaños, con puntas, redondas, planas, redondas, etc. Incluso ahora hay unas que incluyen ambas partes para un mejor resultado. La que a mi me quedaba era  una con forma triangular bastante planita, que ya hacia bastante tiempo que compre, pero al no haberla usado estaba en perfecto estado. Ahora he visto que muchas beauty bloggers se han pasado a una esponja "hibrida" (las que digo que tienen ambas partes) y hay alguna estupendiiiiisima!! (y también cariiiiiisima!!!!!), pero en if también la ahi y por el módico precio de 5€. 


 Fuente: perfumeriasif.com

Mi opinión: Cuando empece a maquillarme, siempre veia a todos los maquilladores profesionales con esponjas para la cara, pero ahora parece que este producto ha quedado relegado a un segundo plano en favor de las brochas. A mi me parecen bastante cómodas para extender el maquillaje, aunque si que es verdad que hay que trabajar mucho más para conseguir un buen acabado con la esponja que con la brocha. 
Se usa más cantidad de producto, ya que la esponja al final absorbe más parte que la brocha (es una esponja, es obvio que absorbe) y puede resultar un poco incomoda para llegar a ciertas zonas (aunque con las nuevas que hay ahora esto parece estar solventado)
Es más sencillo que aparezcan ciertas lineas por donde se ha dejado de extender el maquillaje, porque hay que trabajar un poco más y extender todo el maquillaje.

Pero en su defensa, para mi la parte más importante es que cuando me extiendo la base con la esponja no me hace las antiesteticas pielecitas en la nariz, de forma que me puedo extender toda la base con la misma herramienta sin tener que estar manchandome las manos. Y otra de las cosas que me parece muy importante es que aunque se usa más cantidad de producto, es muy fácil controlar cuanto se usa en cada parte de la cara, y poder nivelar de forma sencilla que parte necesita un poco más de base y cual no.

Al final yo he acabado por decantarme por las dos herramientas, ya que para mi no son excluyentes, sino complementarias, y también hay que tener en cuenta la base que nos estemos echando, ya que dependiendo de su composición puede venirnos un poco mejor una que otra. 

Pero como resumen yo creo que para las primerizas una brocha es la forma fácil y rápida de extender una base y la que mejor resultado suele dar, y una vez que ya se haya cogido más experiencia, pasar a usar una esponja para ciertas zonas y ciertos acabados.

Espero que os haya gustado el combate!

Un beso!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario